jueves, 1 de abril de 2010

Creencias y Supersticiones

Creencias y Supersticiones

La ilogicidad que suelen presentar las creencias y supersticiones provocan no pocas veces juicios sarcásticos o severos en los observadores. Pero el descubrimiento del trasfondo cultural en que se originan estas interpretaciones populares de gestos, actitudes y hechos, debiera dar lugar a una apreciación más reflexiva y profunda. A lo largo de nuestras ediciones iremos ahondando en los laberintos que llevan a nuestras poblaciones a establecer como ciertas las creencias y supersticiones aquí descriptas, pero por ahora disfrutemos de ellas de manera pura, sin más explicaciones, así como corren libremente de boca en boca de nuestros hermanos. ', '


1) Creencias y supersticiones que se apoyan en la intencionalidad del individuo:
- Colocarse equivocadamente la vestimenta al revés, indica que la persona habrá de recibir un regalo.
- Para que cese la lluvia ha y que dibujar una cruz en el suelo.
- Asomarse un picaflor a la ventana, o el paso de un tero gritando sobre la casa, o lavarse la cara el gato, son anuncios de visitas.
- La planta de gomero que se tiene en la casa aleja el dinero.
- El meñique del cadáver de un niño pequeño, es un buen amuleto para los jugadores. (Muy al norte de la provincia, cuando un jugador se hace presente en el velatorio de un niño, sus deudos se aproximan al ataúd para vigilar).
- Cuando un caballo se revuelca no se debe pisar las marcas dejadas en el suelo, porque trae mala suerte a quien lo hace.
- Para alejar al demonio en las noches de tormenta hay que colocar las alpargatas apoyadas sobre sus puntas.
- Cuando hay granizo se debe quemar una hoja de olivo.
- No se casará la persona a quien, al barrer, le pasaron la escoba sobre los pies.
- El chistido de una lechuza sobre una casa anuncia muerte próxima.
- Contar los acompañantes de un entierro trae mala suerte.
- El 1 de agosto se debe tomar caña con ruda para alejar las enfermedades.
- Una planta de ruda cultivada en la entrada de una casa provoca buena suerte.
- Un gato negro cruzado en el camino trae mala suerte.
- Barrer por la noche acorta la vida de la madre de quien barre.
- Cuando alguien encuentra maíz desparramado en su camino, debe recoger siete granos para tener buena suerte.
- Cuando se aproxima una tormenta se debe clavar el hacha en la tierra para “cortarla”.
- Para alejar los calambres hay que depositar un corcho sobre la mesa de luz.
- Cuando se siente escozor en la palma de la mano, se debe mantener cerrada y sin rascarse, porque es un anuncio de dinero por recibir.
- Para que las visitas no agradables se retiren de la casa se debe colocar una escoba detrás de la puerta.
- Son anuncios de lluvia:
Los perros y caballos cuando se revuelcan con las patas para arriba.
Las hormigas bravas abandonando su hormiguero.
Las nubes en forma de vellones.
Las ropas tendidas que se secan rápidamente.
Las perdices silbando en forma continuada.
El loro que habla demasiado.
El sol que se oculta detrás de nubes en el ocaso.
Los grillos ranas cantando demasiado.
Dolores en las piernas.
Dolores de cabeza.

Dolores de muela
También el curandero suele tomar un sapo y frotar la mejilla del paciente con el vientre del animal, y salivar luego sobre su boca. EL curandero arroja el sapo a sus espaldas sin volver la mirada, creyéndose que quien llega a tocar ese sapo sufrirá el dolor de muelas.

Verrugas: El curandero puede obrar de muy distintas maneras:
- Hacer nudos en un hilo que sostiene sobre las verrugas del paciente, uno por cada una, al par que dice sus oraciones. Conserva el hilo, desapareciendo el tiempo las verrugas.
- Mientra pronuncia oraciones, clava en las verrugas y en distintas direcciones, espinas de un arbusto silvestre llamado “tutía”. Las verrugas acaban por secarse y desaparecer.

- El curandero recibe el nombre del paciente y le envía un papel colorado, sobre el que éste debe anotar el número de verrugas que tiene, en una noche de luna nueva. Luego, conservar el papel en un sitio oscuro y no prestar atención a las verrugas hasta la próxima formación de luna nueva, en que ya está curado.
- El paciente cuenta sus verrugas y el curandero corta un hilo en tantos pedazos como verrugas, mientras pronuncia oraciones. Luego entierra los pedazos de hilo, sin desenterrarlos jamás. Cuando se pudran en la tierra, se habrán terminado las verrugas del paciente.
- El curandero da tres vueltas en torno del paciente, mientras quiebra con sus manos unos palitos y dice sus oraciones. Se marcha luego sin saludar al tratado. Al cabo de algunos días las verrugas se desprenden y caen.

Orzuelo: El curandero enhebra una aguja y la pasa por el lugar afectado, rozándolo. Se quita luego el hilo y se lo arroja en un sitio que sólo conoce el curandero. También suele curar pasando sobre el orzuelo un anillo de oro que ha frotado previamente con fuerza sobre una franela.

Resfríos de sol: El curandero aconseja introducir la cabeza del paciente, hasta la nuca en un recipiente donde beban agua los caballos y dejen su baba, durante tres días consecutivos, una vez por día.

Parásitos: El curandero suele pronunciar en secreto algunas oraciones y luego recetar al paciente beber infusiones de cáscara del árbol denominado curupí o del llamado alcanfor. A veces recomienda la ingestión de semillas de zapallo oreadas, con miel de abejas.

Afección de nervios y tendones: Para curar los dolores intensos que causan los nervios y tendones “desgarrados” o “sacado”, el curandero arroja a un vaso de agua ocho granos de maíz. Los que flotan en la superficie indican la cantidad de nervios o tendones afectados. Luego efectúa cruces con las manos sobre el agua del vaso y dice oraciones, operación que se repite durante tres días consecutivos.

Se destaca que este tipo de tratamiento –como asimismo aquellos donde las afecciones son óseas- algunas personas hacen manipulación de las zonas afectadas. Se denominan generalmente “hueseros” o “güeseros”.

3 comentarios:

  1. alguien sabe cua es la oracion que se dice para curar los tendones?? gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me interesa tambien saber la oración y como se aprende a curar...

      Eliminar
  2. muy bueno..algunos me los sabía. .gracias

    ResponderEliminar